Minutos para reflexionar

“¿Sabías qué?

El espectro radioeléctrico de la tierra emite un pulso vibratorio que se sitúa aproximadamente en los 7,83Hz, y recibe el nombre de Resonancia Schuman u “ondas transversal-magnéticas”. Sorprendentemente La Tierra vibra a la misma frecuencia de resonancia que el hipotálamo humano y el de todos los mamíferos terrestres y marinos, que tambien vibra a 7,83 Hz.
Mientras el ritmo Alfa ( 9,10,11 Hz) varia de una persona a otra, la frecuencia de 7.8 Hz. es exactamente común a todos los mamíferos, siendo una constante normal biológica, que funciona como un marcapasos para nuestro organismo y sin esa frecuencia, la vida humana no es posible.”

Mundo en Calma

“El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen”

Rabindranath Tagore

Mundo en Calma

“Las realidades materiales, los organismos vivos, nuestros estados mentales… todo aquello que constituye lo que denominamos “mundo” está en permanente cambio. Nuestra vida es un perpétuo flujo de pensamientos, emociones, impulsos y estados. Nuestro cuerpo es un proceso de mutación constante, en contínua interacción con el entorno. Todo nace y muere, asciende declina, se organiza y se desintegra. Unas cosas surgen de otras y en otras se resuelven… (…) En el cosmos nada es, todo deviene, todo está siempre dejando de ser o llegando a ser. La única constante de este grandioso espectáculo que llamamos universo, es la impermanencia, el cambio, la fugacidad.”

Mónica Cavallé (La sabiduría recobrada)

Mundo en Calma

Cuando el vivir se basa en la mera compensación; en procurar que la balanza se incline siempre a favor, en pasarse horas del trabajo calculando la llegada de las próximas vacaciones; en tratar las relaciones como si fuesen inversiones en hacer cálculos electorales en lugar de gestionar los problemas de los ciudadanos… si el vivir se convierte en un libro de contabilidad, el materialismo más despiadado habrá logrado su propósito. Erich Fromm, uno de los padres de la psicología humanista, alumbró al mundo con el tratado a través del cual discernía entre el “ser” y el “tener”. Ya entonces nos advirtió sobre el peligro que podría suponer para el futuro que los hombres se convirtieran en robots. A menudo entre tanta tecnología y tanto cálculo parece inevitable un destino desalmado.

Necesitamos más espacios de reflexión, paciente y dialógica, en lugar de ese “resultadismo” en el que vivimos instalados, volátil, vacío y deshumanizado.

Mundo en Calma

Conocer, en el sentido de tener compresiones conlleva un proceso de desidentificación con el mundo de los objetos limitantes en el que uno está inmerso y lo ha creado. Comprender es la reelaboración novedosa, posible y lúcida que entraña el discernimiento de lo que realmente es. Solamente así es posible vislumbrar lo que antes no era posible. El acto de comprensión se puede producir cuando cesa toda la agitación mental. Y es en el vacío mental, en un acto de sorpresa, cuando la rigidez del pensamiento cae ante lo inesperado. Milton Erickson, psicólogo y médico e impulsor de la hipnosis terapéutica, lo ejemplifica de la manera siguiente:

Erickson se hace cargo, ante el requerimiento del decano, de un alumno muy brillante en psicopatología y muy interesado en prácticas con el microscopio, pero mordaz y sumamente hostil con los psiquiatras. Erickson se presenta el primer día de clase a sus alumnos diciéndoles que él no era como los demás profesores, médicos que pensaban que los cursos que dictaban eran los más importantes de la carrera, pues no pensaba una tontería como esa. Él simplemente sabía que su curso era el más importante de todos. La clase lo acogió con simpatía. Y continuó proponiéndoles la siguiente tarea: “A aquellos alumnos que apenas les interesa la psiquiatría les ofreceré un listado de cuarenta textos para leer; a los que tengan bastante interés les daré un listado de cincuenta textos; y a los que estén verdaderamente interesados les daré unas sesenta lecturas adicionales”. Luego les pidió un resumen sobre un cierto compendio de psiquiatría para entregarlo el lunes siguiente. Cuando llegó ese día el alumno que odiaba la psiquiatría le entregó una hoja en blanco. Erickson le dijo: “Sin leer el resumen, puedo advertir que ha cometido dos errores: no le ha colocado la fecha ni lo ha firmado. Por lo tanto, lléveselo y entréguemelo el próximo lunes. Y recuerde: hacer el resumen de un libro es como describir preparados microscópicos”. El alumno hizo uno de las mejores reseñas del manual. Cuando le preguntó el decano a Erickson cómo lo había hecho, le respondió: “Le he tomado totalmente por sorpresa”.

Mundo en Calma

Nada se aprende verdaderamente hasta que se vive.

Mundo en Calma

Poema de Cavafis, ante la incertidumbre de su destino

“El mundo no es más que puro vaivén. Todo oscila sin tregua; la Tierra, el mar, las voces del Cáucaso, las Pirámides de Egipto… la misma constancia no pasa de ser un vaivén, algo más atenuado. Nunca podré  estar seguro de mi designio, borracho por naturaleza. Mi alma es incapaz de hacer pie”

Mundo en Calma

“Los desiertos donde el espíritu acude a descansar; la mano fresca del anochecer en un corazón agitado”.

Albert Camus

Mundo en Calma

Un poco de humor del gran Groucho Marx:

“Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas…
un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna… “

Mundo en Calma

Un monje andariego encontró, en uno de sus viajes, una piedra preciosa de gran valor y la guardó en una bolsa. Un día se encontró con un viajero con quien decidió caminar un rato, y al abrir su bolsa para compartir con él sus provisiones, el viajero asombrado, vio la piedra y se la pidió. Ante su sorpresa, el monje se la dio sin más; el viajero le dio las gracias una y otra vez  y marchó lleno de gozo por haber recibido aquel regalo inesperado; Con lo que conseguiría por ella bastaría para darle riqueza y seguridad por el resto de sus días. No tendría más preocupaciones.

Sin embargo, pocos días después, volvió en busca de aquel monje. Cuando por fin lo encontró, le suplicó:

-Ahora te pido que me des algo mucho más valioso que esta joya: dame, por favor, el sentimiento que te permitió regalármela.

Mundo en Calma

“Muchas personas atacan el mar; yo le hago el amor”.

J. Jacques Cousteau

Mundo en Calma

“Qué gran descubrimiento! He sido mil cosas, algunas verdaderas, otras sólo imaginadas. ¿cuántos roles desempeñamos en la vida, cuántas máscaras? Hasta que llega un día en que te deshaces de todas y te sientes ligero; ya no soy ese cuerpo ni el resultado de todos mis recuerdos. Como ya no soy nada en particular, puedo pensar que soy Todo… La verdad es una tierra sin caminos, ahora puedo entenderlo… Cuando has percibido que formas parte del Todo ya no necesitas nada más…. Ese el el Principio”

Tiziano Terziani del Libro “El fin es mi Principio”

Mundo en Calma

“Hay un camino hacia el Corazón que ha sido anunciado por todos los Maestros,
haríamos bien en recordarlo: Cultiva el silencio, haz contacto con la Naturaleza ,
vive periodos de soledad, medita y contempla, busca la verdadera belleza,
vive con sosiego y quietud, cuida tu entorno vibratorio, recupera el sentido de lo sagrado,
recupera la inocencia al no juzgar, reconoce las sincronicidades en tu vida,
coopera, vive con sencillez, escucha.”

Annie Marquier